Las molduras en techo y paredes han estado asociadas durante años a grandes salones, a viviendas de techos altos muy decoradas, a épocas ya pasadas en la que la estética era más recargada que la actual. Parecían que habían caído en el olvido, pero pueden ser una buena solución para ayudar a renovar estancias.

Para muchos son símbolo del pasado, pero un comedor amplío de paredes lisas y mobiliario vanguardista puede ganar mucho con molduras en techo y paredes. Le otorgarán un carácter distinguido, elegante, exclusivo y único.

¿Y por qué no para decorar el vano de una puerta? Por ejemplo, si se elimina alguna para hacer visiblemente más grande una estancia o para unir dos espacios, queda un vacío. Colocando molduras alrededor lo convertiremos en un punto clave.

Existe una enorme variedad de estilos y modelos. Esa es una de las ventajas de este producto, al igual que el material en el que se fabrican. Las de yeso, que son las más comunes, no suelen ser demasiado caras, pero es necesario un profesional para instalarlas, con lo que el presupuesto encarecerá. Sin embargo, también se pueden encontrar modelos de polietileno o madera.

Otra ventaja para su instalación es que ayudan a disimular imperfecciones existentes en techos y paredes. No obstante, hay que aplicar la lógica a la hora de utilizarlas. Si la estancia es pequeña, es probable que si las utilizamos en la pared, la sensación sea que la habitación es aún más diminuta.

Si la habitación tiene techos altos y es de gran tamaño, no habrá problemas en usar modelos más grandes y decorados. Pero si nuestro caso es todo lo contrario, habrá que optar por líneas más sencillas y rectas. Si la habitación es pequeña, lo aconsejable es decorarlas en blanco para ganar luz y amplitud.

Instalación

Antes de comenzar a trabajar es necesario que el techo y paredes en las que se vaya a trabajar estén limpias. Hay que retirar polvo, reparar fisuras y grietas y lijar todo lo necesario para que la superficie quede lo más lisa posible.

Se comenzarán a colocar siempre por los extremos de la habitación. Asimismo, es primordial tener en cuenta el tiempo de secado que aconseja el fabricante para luego pintarlas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies